Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Xornal21
Jueves, 21 de septiembre de 2017
MOTOR

Audi Elaine concept: preparado para la conducción autónoma de nivel 4

Guardar en Mis Noticias.

El Audi Elaine es un SUV coupé de propulsión eléctrica que en pocos años hará posible un alto nivel de automatización, a veces, incluso sin la presencia del conductor a bordo. El conductor podrá dejar su Audi en las áreas adecuadas y dejar que el vehículo se guíe automáticamente y sin ocupantes hasta un aparcamiento multiusos que ofrece una gran variedad de servicios, como el lavado del automóvil, una gasolinera o postes de recarga de baterías. Gracias a Audi AI, hace todo ello por sí mismo.

[Img #34994]

 

Una cara familiar: el exterior del Audi Elaine concept car hizo su debut hace sólo unos meses. En mayo de 2017, Audi presentó el e-tron Sportback concept como un estudio de diseño y demostración tecnológica en el Salón del Automóvil de Shanghái, en China. El vehículo que se estrena en el Salón del Automóvil de Frankfurt comparte con aquel precursor las líneas de la carrocería, la propulsión eléctrica y su característica iluminación exterior, y anticipa el segundo vehículo 100% eléctrico que producirá Audi.

 

Las llantas de 23 pulgadas con un diseño de seis radios realzan la presencia de este SUV coupé. La longitud exterior de 4,90 m, una anchura de 1,98 m y una altura de 1,53 m, junto a su distancia entre ejes de 2,93 m, sitúan al Audi Elaine dentro del segmento C, cerca del Audi A7. El interior es luminoso y está diseñado para que resulte sencillo. Las funciones de manejo están claramente estructuradas y se ha reducido de manera considerable el número de elementos de control. Grandes pantallas táctiles situadas por debajo del display de la consola central y en los paneles de las puertas proporcionan información y sirven para interactuar con los sistemas de a bordo. Las superficies horizontales del salpicadero y una consola central que parece estar flotando, ofrecen una perspectiva abierta a los cuatro pasajeros sentados en sus asientos individuales.

 

La tecnología de iluminación de este concept car es una innovación que se hace visible tanto de día como de noche. Las unidades Matrix LED delanteras y traseras, controladas digitalmente, producen un excelente campo de iluminación. Minúsculos proyectores digitales Matrix marcan literalmente la carretera situada por delante del coche, convirtiendo la luz en un versátil y dinámico canal de comunicación con el entorno. Otros usuarios de la carretera también pueden ser informados de los diferentes modos de conducción empleados como, por ejemplo, cuando el vehículo circula de forma autónoma. El Audi Elaine utiliza campos LED animados para saludar individualmente a los pasajeros cuando entran o salen del automóvil. Para su conducción, usa una configuración que Audi empleará en futuros modelos de producción con propulsión completamente eléctrica: un motor eléctrico en el eje delantero y dos en el trasero serán los encargados de impulsar las cuatro ruedas, transformando a este coupé de altas prestaciones en un vehículo con la característica tracción quattro de Audi.

 

 

 

 

Audi AI hace posible una conducción altamente automatizada, incluyendo el aparcamiento sin conductor en las Audi AI Zone

 

 

 

 

Sus 320 kW de potencia (435 CV), que incluso pueden llegar a los 370 kW (503 CV) en el modo boost, proporcionan el nivel adecuado de propulsión. Así, el Elaine acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4,5 segundos. Con una batería que tiene una capacidad energética de 95 kW/h, su autonomía sobrepasa los 500 kilómetros (NEDC). Hay dos opciones para cargar la batería: una función de carga rápida con cable a 150 kW o un dispositivo sin cables a través del sistema Audi Wireless Charging.

 

Altamente automatizado con Audi AI

Además de lo que ya anticipaba el prototipo expuesto en Shanghái, el Audi Elaine tiene numerosas funciones que sitúan en un nivel superior la conducción pilotada y los sistemas de asistencia, y en pocos años se ampliará también el alcance de Audi AI a modelos de producción. Su base proviene de un controlador zFAS mucho más avanzado, que va instalado en la parte trasera. El procesador de nueva generación tiene una mayor capacidad de computación y refinados sensores, con un alcance y una precisión aún superiores. Por tanto, el Audi Elaine puede ofrecer a su propietario la función de conducción autónoma en autopista, relevándole de la tarea de conducción durante largos recorridos.

 

Este sistema autopilotado para autopista es una evolución del Audi AI traffic jam pilot que utiliza el A8 en los atascos, y que permite la conducción autónoma a velocidades de entre 60 y 130 km/h, esta última la máxima permitida en la mayoría de los países. Cuando el sistema autopilotado para autopistas está activado, el Audi Elaine cambia de carril automáticamente; por tanto, puede adelantar y regresar a su carril original. Puede iniciar, realizar y completar estas acciones de forma autónoma, sin ninguna intervención de la persona sentada al volante. Si el conductor quiere intervenir, lo puede hacer de forma espontánea en cualquier momento.

 

El Audi Elaine continúa apoyando al conductor después de abandonar las autopistas y las carreteras urbanas de circunvalación. Todos los sistemas habituales de ayuda a la conducción están a bordo, incluyendo las tecnologías de seguridad de preaviso y el asistente predictivo de eficiencia, que puede proporcionar aún más precisión sobre los detalles de la ruta gracias a los datos de navegación de HERE.

 

Ahorro de tiempo y ganancia en confort

Audi está ampliando continuamente las funciones de infotainment, gracias a unas conexiones a internet aún más rápidas que hacen posible compartir gran cantidad de datos durante el trayecto. Simultáneamente, la integración de los diversos soportes de comunicación en el vehículo continúa avanzando. Estos permiten a los usuarios trabajar en el interior del coche, por ejemplo, participando en una videoconferencia. Los conductores tienen más tiempo y más posibilidades de elección para disponer de las horas que pasan dentro del vehículo. El coche del futuro tiene un gran potencial de ahorro de tiempo y de ganancia en confort. En áreas especialmente designadas, denominadas Audi AI Zones, un vehículo Audi será capaz de realizar una gran variedad de tareas de manera autónoma mientras que el conductor trabaja o está entretenido con actividades de ocio.

 

[Img #34993]

 

Audi AI Zone

La red de conexiones entre el coche y las infraestructuras es crucial para la movilidad sin conductor, que puede dejar su Audi en las áreas designadas (la zona de entrega) y salir del vehículo. A partir de ahí, el coche se conduce automáticamente y sin ocupantes a un aparcamiento multifuncional que ofrece una amplia gama de servicios como, por ejemplo, un lavado de automóviles, una gasolinera o un poste de recarga de baterías. Gracias al sistema Audi AI, el coche hace todo por sí mismo. Conectado con su entorno, el Audi inteligente puede incluso localizar un espacio de aparcamiento sin señalizar al lado de la carretera y situarse con precisión en él.

 

A la hora deseada, el vehículo regresa a la zona de entrega, listo para el siguiente recorrido. Los conductores pueden seguir las acciones de su coche en todo momento e incluso añadir nuevas tareas utilizando una App. Dentro de poco, los clientes de la marca de los cuatro aros podrán ahorrar tiempo y disfrutar más a su conveniencia en las Audi AI Zones. Audi está desarrollando actualmente un estándar de interfaz para una amplia variedad de dispositivos inteligentes, además de preparar aplicaciones específicas para vehículos sobre la base de una web. El proyecto está casi listo para su producción. El Audi Elaine se convertirá así en un dispositivo IoT (internet de las cosas), integrándose perfecta e inteligentemente dentro del mundo de sus usuarios.

 

PIA: Asistente personal inteligente

El mejor concepto de funcionamiento es aquel que se adapta de forma ideal al conductor, liberándolo de tantas acciones como sea posible, y que realiza de manera autónoma funciones rutinarias. PIA (personal intelligent assistant), el asistente personal inteligente, sigue con precisión este principio. Utilizando métodos de inteligencia artificial, PIA combina unos datos con otros (datos del coche, datos sobre el conductor, informes de atascos y proyecciones de tráfico, así como información de internet). PIA también responde a las solicitudes hechas verbalmente y utiliza algoritmos personalizados para comunicarse de forma autónoma y adaptada al usuario.

 

PIA llega a conocer al conductor por medio de la observación de sus patrones de comportamiento. Esto le abre la posibilidad de ser utilizado en una amplia gama de aplicaciones: navegación, selección de música, selección del servicio Audi connect deseado, control de la climatización, sugerencia de un espacio de aparcamiento o mantenimiento de la distancia adecuada al vehículo que le precede en la autopista. PIA aplica los métodos de aprendizaje de máquinas para obtener sus conocimientos y adapta las funciones del coche al comportamiento y las necesidades del conductor. También hace recomendaciones activas.

 

Un servidor en la nube segura de Audi aloja y procesa los datos de PIA. Los clientes pueden ver y gestionar esos datos en cualquier momento, a través de su cuenta myAudi. Pueden editar o borrar dichos datos, por ejemplo, en caso de un cambio. Además, se pueden transferir automáticamente a otros coches. El vehículo identifica al usuario individual, carga su perfil y luego PIA adapta el coche y su comportamiento interactivo en consecuencia.

 

Tecnología Car-to-X

Ver más que con el ojo humano o la cámara de infrarrojos: la tecnología Car-to-X amplía el horizonte de los sensores establecidos en el vehículo y basados en radares, cámaras y ultrasonidos, al complementar todo esto con la información obtenida a distancia y fuera del alcance del campo de visión del conductor. Car-to-X, la comunicación en tiempo real entre los coches y las infraestructuras, ofrece mayor seguridad, confort y eficiencia. En este sentido, los coches reconocen las situaciones de peligro, incluso con anticipación, y los accidentes se pueden evitar.

 

Audi Fit Driver

Hoy, todos los vehículos Audi están ya equipados con la última tecnología y ofrecen el máximo nivel de confort y seguridad. Como lugar privado de descanso y espacio conectado con todo lo que le rodea, un coche es un sitio ideal para monitorizar los niveles de las condiciones físicas y puede también mejorar de forma activa la salud y el bienestar del conductor. Proyectos como el Audi Fit Driver hacen del concepto Audi Elaine un compañero con empatía. En muchas situaciones, el vehículo conoce las necesidades del conductor.

 

 

 

 

Evolución del Audi e-tron Sportback concept, presentado en el Salón de Shanghái

 

 

 

 

Un dispositivo en la muñeca del conductor proporciona los datos. Recopila y transmite información sobre las más importantes constantes vitales, como la temperatura corporal y la frecuencia cardiaca. Por ejemplo, si el Audi Fit Driver detecta un incremento del estrés o la fatiga, los sistemas del vehículo se adaptan por sí mismos de forma consecuente, para relajar, revitalizar o proteger. Gracias a algoritmos inteligentes, el sistema puede llegar a conocer cada vez mejor al conductor.

 

Con el Audi Fit Driver, el conductor puede, por primera vez, reducir el estrés de forma activa y mejorar su concentración. Si el sistema detecta que el conductor tiene mucho estrés, éste se puede reducir con una técnica especial de respiración. El Audi virtual cockpit muestra  la información recogida para que sirva de guía, como se hace de cara a mejorar el rendimiento deportivo. Adicionalmente, una voz que sale a través de los altavoces orienta al conductor para que realice una serie de ejercicios.

 

Da igual que se trate de ejercicios de respiración relajantes, de funciones de masaje con el asiento para proporcionar energía al ritmo de la música, de funciones especiales de control de climatizador, de medidas para adaptar el sistema de infotainment o de proporcionar la iluminación interior perfecta para estado de ánimo de cada momento. El objetivo del Audi Fit Driver es ajustar de forma óptima la experiencia de conducción a las condiciones de la persona que está al volante. Los conductores deben estar más relajados cuando salen del coche que cuando entraron en él.

 

Xornal21 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados