Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Xornal21
Miércoles, 7 de marzo de 2018
OPINIÓN

Del Tabaco a la Droga

Guardar en Mis Noticias.

José Manuel Pena.

A raíz del auto judicial sobre el secuestro cautelar del libro “Fariña” son cantidad los programas de radio, televisión, reportajes en prensa y comentarios en las redes sociales que ofrecen su punto de vista sobre el relato que se hace del narcotráfico gallego en los años 80 y 90. Un libro, en el que se plasma el paso del contrabando de tabaco al tráfico de drogas en Galicia.

 

Algunos analistas incluso se atreven a comentar que no se debería seguir indagando sobre algo que ha ocurrido en el pasado para no dañar o seguir criminalizando a los hijos y nietos de esos “narcotraficantes”, algunos de los cuales ya han cumplido sus condenas con penas de prisión. Entonces, algunos nos preguntamos si tendríamos que prescindir de los libros de historia o también no recordar el holocausto nazi, ni la dictadura franquista, entre otros acontecimientos, porque dañan y molestan a algunos de sus familiares, seguidores, nostálgicos o cómplices.

 

Ya está bien de tanta tontería. ¿Quién le cura el dolor a todas esas familias que han perdido a alguno de sus miembros por culpa de la droga?. Lo peor de todo y la realidad es que el narcotráfico sigue activo en Galicia y que algunos señores de la droga y los capos del narcotráfico siguen haciendo gala de la ostentación. Para ellos todo vale con tal de vivir en el lujo y la abundancia, sin dar un palo al agua y con el mínimo esfuerzo, mientras siguen tejiendo la telaraña de la mafia y la corrupción, a todos los niveles.

 

Fueron muchos años mirando para otro lado, mientras algunos miembros de fuerzas de seguridad del estado, responsables políticos, ciertas empresas utilizadas como “tapaderas”, entidades recreativas, culturales y deportivas beneficiándose del dinero donado por estos capos y muchos vecinos en general que, voluntariamente y de manera consciente, aprovechaban alguna que otra descarga y trabajo puntual para sacarse algún dinero extra. Todos hemos sido responsables –unos por acción y otros por omisión – de que la mafia del narcotráfico siguiese asentada en Galicia.

 

Xornal21 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados