Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Xornal21
Lunes, 11 de junio de 2018
MOS

La Asociación de Empresarios de Mos suscribe el contrato de explotación de su escuela infantil

Guardar en Mis Noticias.

Se implantará el modelo educativo de la franquicia Trastes, que cuenta con un proyecto propio y en continua evolución.

[Img #42059]

 

La Asociación de Empresarios de Mos (Aemos) ha suscrito ya el contrato de explotación de la futura guardería que se ubicará en el polígono de A Veigadaña. “Entendimos muy necesarios dar este servicio, del que hemos detectado una importante demanda de la comunidad empresarial, ayudando así a la conciliación laboral y familiar de los trabajadores del área industrial”, indica Francisco Domínguez, gerente de Aemos. Con todo, el acceso a la escuela infantil no está restringido a los asociados, quiénes sin embargo “sí obtendrán diferentes bonificaciones sobre el resto de usuarios”. El centro contará con dos aulas más de las previstas, es decir, un total de cinco, albergando a un máximo de 82 usuarios.

 

En los últimos días Aemos firmó con la empresa Gobe Decaba el acuerdo para prestar el servicio de la escuela infantil, que se hará siguiendo las directrices de la franquicia nacional Trastes. “Bilingüismo real, comunicación con las familias y proyecto educativo propio es lo que nos diferencia de cualquier otro modelo”, explica Óscar Fraga, responsable de Trastes, una marca cien por cien gallega presente en diferentes puntos de la geografía nacional y que en la provincia de Pontevedra la de Mos sería la segunda escuela infantil que lo implantaría.

 

Se introduce el inglés a través del trabajo diario con el alumnado: en las canciones, en la asamblea diaria, con expresiones cotidianas... “nos acercamos al idioma de forma natural todos los días y es que el idioma por donde primero entra es por oído de ahí que desde el personal docente hasta el de cocina hablen las dos lenguas. Incluir el inglés en el aula tiene por objetivo incrementar aún más todas las capacidades de comunicación, pensamiento lógico y conocimiento del entorno social, proporcionando a los niños nuevas formas de expresarse y comunicarse, contribuyendo así a su desarrollo integral”.

 

El proyecto educativo es innovador, en continua evolución e incluye toda una gama de materiales didácticos propios, desarrollados por un equipo de profesionales especializados en educación infantil. En él se establecen los objetivos educativos concretos para cada grupo de edad que son estimular el desarrollo de las capacidades intelectuales, motrices, sociales y emocionales de los niños; potenciar la creatividad, el interés y la curiosidad por descubrir; garantizar su seguridad y cubrir sus necesidades fisiológicas; transmitir hábitos que les permitan conseguir autonomía, seguridad y les faciliten la adquisición de nuevos aprendizajes en su evolución personal y potenciar la convivencia, ya que favorece la igualdad entre sexos, culturas y capacidades físicas y psíquicas.

 

Entre los servicios que ofrece destaca la webcam, “una herramienta de comunicación fluida y diaria con la familia”, puntualiza Fraga. Así, siempre que los padres quieran, e introduciendo un usuario y contraseña, pueden acceder a las imágenes en directo para ver lo que se está haciendo en la escuela, y así comprobar las dinámicas de las educadoras. “Para Trastes la webcam es la garantía de que contamos con unos rigurosos protocolos de trabajo con el alumnado, tanto en el ámbito educativo como en el asistencial. La comunicación con las familias y la transparencia sobre nuestra forma de trabajar son fundamentales para nosotros”.

 

Xornal21 • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados